FARMACIA

Dermatitis atópica

 

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad de la piel caracterizada principalmente por inflamación y picor intenso, que conlleva invariablemente la aparición de lesiones de rascado. La dermatitis atópica puede aparecer a cualquier edad, aunque es mucho más frecuente en los niños. Entre un 5 y un 10% de los niños españoles, tendrá manifestaciones de dermatitis atópica en algún momento de su vida.

 

La mayor parte de los casos de Dermatitis Atópica (60%) aparece durante el primer año de vida (frecuentemente en los primeros meses). Un 30% aparece entre el 1º y el 4º año, y el resto aparece más tarde.

Conforme el niño va creciendo, si la enfermedad persiste, las zonas afectadas van variando de acuerdo a la distribución apuntada anteriormente: LACTANTES à ESCOLARES à ADOLESCENTES, A VECES CONTINÚA EN LA EDAD ADULTA

Esta enfermedad suele pasar por fases de recaída y fases de empeoramiento, que con frecuencia coinciden con cambios meteorológicos o estacionales: suelen mejorar en verano, y suelen empeorar en invierno.

Dermatitis zonas

La Dermatitis Atópica es una enfermedad multifactorial, en la que suelen intervenir de forma concomitante varios tipos de factores:

  • EXÓGENOS (ambientales)
  • ENDÓGENOS (dependientes del propio individuo)

En la dermatitis atópica hay una predisposición genética (el riesgo de un hijo de desarrollar DA, si uno de los progenitores la ha sufrido, es del 50% y del 80% si ambos progenitores padecen la enfermedad). Esta alteración produce una desestabilización de la barrera cutánea, lo que favorece la pérdida de agua y la deshidratación, que dan lugar a la aparición de fisuras microscópicas que, a su vez, permiten la entrada de alérgenos y/o bacterias, con la consiguiente inflamación e irritación cutánea.

       Tratamiento

En el tratamiento de la dermatitis atópica hay que distinguir entre el tratamiento general como tal y los tratamientos especiales, que siempre hay que tener en esta piel de especiales características.

Combatir el PICOR constituye el objetivo básico del tratamiento de la Dermatitis Atópica.

Dermatitis bebé

Entre los cuidados generales deben evitarse todas las circunstancias y elementos que provocan prurito, como puede ser el calor, la sequedad ambiental, el contacto con lana, plásticos y otras fibras. Si bien el exceso de agua y jabón es perjudicial, también lo es la falta de higiene.

Es preferible realizar duchas que baños, cortas, con agua no excesivamente caliente y con un gel de pH ácido y aplicar a continuación un emoliente en todo el cuerpo.

  1. Los niños con Eczema Atópico tienen la piel muy sensible. Por ello, es conveniente evitar los estímulos irritantes. Así, evitarán que la ropa que le toque la piel sea de lana o fibras sintéticas.
  2. La ropa se lavará con jabón NO detergente
  3. Puede usarse lavadora. No utilizar lejía. Aclarar la ropa muy bien para evitar restos de jabón.
  4. Evitar los cambios bruscos de temperatura, así como ambientes excesivamente caldeados, o excesivamente fríos. La sudoración suele acentuar el eczema.
  5. El Stress puede también contribuir al agravamiento
  6. Lo climas excesivamente secos suelen ser perjudiciales.
  7. Los baños con agua de mar suelen ser muy beneficiosos.

Si se rasca de noche, mientras duerme, a veces es conveniente ponerle unas manoplas de algodón para evitar que se lesione.

El uso de emolientes es básico en el tratamiento de la DA, pues por un lado forman una capa protectora en la superficie de la piel reteniendo agua y, por otro, aportan lípidos que restauran la estructura de la barrera. Cuando las lesiones aparecen, además de continuar con los cuidados base, es necesario aplicar un tratamiento específico. Lo más habitual es utilizar corticoides tópicos que producen una disminución de la inflamación y del picor. Existen distintos corticoides con diferente potencia antiinflamatoria. De manera general, la duración máxima del tratamiento con corticoides tópicos se estima en cuatro semanas, pudiendo ser menor en zonas extensas o cuanto mayor sea la potencia de éstos.

En la actualidad, existen otras opciones en el tratamiento de la dermatitis atópica que están ayudando en gran medida a paliar los síntomas de picor e inflamación, productos eficaces con un alto nivel de seguridad. Entre otros, cremas con componentes naturales que pueden utilizarse en cualquier zona de la piel y en periodos prolongados de tiempo, sin presentar efectos indeseables.

Para más información no dude en visitar Farmacia Ballesteros Avda. de Dílar 82, Granada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *